viernes, 18 de septiembre de 2020

Marham i Isa

 

Marham i Isa



Por Rosana Garcia Torrelles

Existen indicios de que a Jesús,  Nicodemo le aplico un ungüento en las heridas.  El poderoso ungüento se conoce por el nombre de Marham-I-Isa “El ungüento de Jesús”, el cual es ungüento citado en numerosos tratados médicos antiguos, sobre todo orientales, y fue reconocido por su poder. Es de destacar que si bien no en todas, en muchas citas incluso se lo reconoce por haber sido usado para las heridas de Jesús.

El más conocido de estos tratados de medicina y base de medicinas y alimentación holística es el famoso Canon de Avicena.

Avicena en su Canon, menciona este ungüento: el Marham-I-Isa, señalando además que fue empleado para curar las heridas de Jesús.

Avicena

Abū ‘Alī al-Husayn ibn ‘Abd Allāh ibn Sĩnã, más conocido en el mundo musulmán como Ibn Sina, fue filósofo, médico, científico, polímata e islámico persa. Avi-Cena por su nombre latinizado, nació en el año 980 en Afshana, actual Uzbekistán. Pertenecía a una familia acomodada ya que  su padre era funcionario del gobierno.  Se dice que fue un genio musulmán descollante;  se interesaba por estudiar: legislación, física, matemáticas y filosofía, y recitaba el Corán de memoria.

A los 18 años fue nombrado médico de la corte del soberano samaní de Bujara, y pasó los últimos 14 años de su vida actuando como acreditado consejero científico del máximo gobernante de Ispahán.

En el año 1000, con solo 20 años, a petición del jurisconsulto Abú Bakr el-Barjuy escribió un conjunto de 10 volúmenes "El tratado del resultante y del resultado" así como un estudio sobre las costumbres de la época "La inocencia y el pecado".

En 1012 escribió su obra "El canon de la medicina" o “Kitab al-qanun fil-l-tibb” actualmente reverenciado y conocido como “El Canon de Avicena”, el cual es una recapitulación de 5 libros con todos los conocimientos médicos existentes hasta esa época. Ese compendio constaba de:

·   Primer libro: Generalidades sobre el cuerpo humano, la salud, el tratamiento y las terapéuticas generales.

·         Segundo Libro: La materia médica y la farmacología simple.

·         Tercer libro: Patología: dividida por sistemas y órganos.

·         Cuarto libro: Tratamiento de síntomas, fiebres, diagnósticos y pronósticos. Cirugía menor, tumores, heridas, fracturas y venenos.

·         Quinto libro: Farmacopea.

La primera traducción al latín del Canon de Avicena, se hizo en el siglo XII, la versión hebrea apareció en 1491 y el texto en árabe en 1593, siendo un libro de texto magnífico en Oriente Próximo y Europa, y Avicena con su monumental obra y legado se lo conoce en la actualidad como el príncipe de los médicos a este sabio indiscutible del Medioevo, más que nada por su carácter sólido y científico.

En palabras propias decía Avicena: “La salud la proporciona un principio muy superior al médico, el principio que proporciona exclusivamente a la materia su forma esencial. Su esencia es más notable que la materia”

La fórmula de Marham i Isa

Marham-I-Isa es reconocido por varias acepciones:

·         Mar-ham-I-Rosul,  el ungüento del profeta.

·         Ungüento de los Apóstoles, en latín: apostolorum unguentum.

·         Ungüento de Venus, en latín: unguentum Veneris.

Aunque el ungüento se le ha atribuido a Avicena, claramente muchos lo también lo habían referido y registrado en cientos de libros de medicina antigua, solo se puede decir que esta fórmula si es de Avicena por cuanto aparece en su Canon en el Vol. III, página 133.

Compuesto del dodecapharmacum:

1.    Trementina: O aguarrás es un líquido volátil e incoloro producido mediante la destilación de la resina, o miera, de diversas especies de coníferas y de varias especies de árboles terebintáceos especialmente del árbol de pino. Posee propiedades estimulantes, antisépticas, antiinflamatorias, antiespasmódicas, Es estimulante depurativa por la orina. Este líquido curativo se utiliza para el tratamiento enfermedades como la artritis, la falta de atención, es desparasitante, y relajante muscular.

2.    Cera: Muy usada en medicina como bálsamo, ungüentos, pomadas,  emplastos, etc., por sus  propiedades astringentes, nutritivas, rica en vitamina Antibacterias y mohos, es emoliente y antinflamatoria.

3.    Goma de amoníaco o ammoniacum: Es una gomo-resina, poco soluble en agua. Pero muy soluble en alcohol rectificado  y en vinagre hirviendo. De uso interno y externo como expectorante. También es diurético, antiespasmódico y estimulante.

4.    Raíces de arándano: El Vaccinium myrtillus, depura el cuerpo, reduce el azúcar en la sangre, es antidiarreico, y combate infecciones urinarias, ayuda a eliminar líquidos. Posee excelentes propiedades cardiovasculares, digestivas y neurológicas. Tiene cualidades antiinflamatorias e incentiva la producción de colágeno de la piel.

5.    Olibanum  o boswellia sacra. Comunmente conocido como incienso, es la savia seca de un árbol autóctono de Oriente Medio; la goma derivada del árbol se ha utilizado en la Península Arábiga durante más de 5000 años. Se dice que al masticar chicle de incienso se promueve la capacidad de recordar y reconocer todo lo incorporado en forma auditiva. Como aceite, es el rey. Antiinflamatorio, antibacterial, aparece en la Biblia Hebrea en el Génesis 2:2 como “el oro de la tierra”, o “el producto de la tierra Habila”.

6.    Bedelio o bdellium: Es una gomorresina de color amarillo, olor suave y gusto amargo que se extrae de ciertos árboles o arbustos, normalmente reemplaza a la mirra. Es fortificante, atenuante y antiespasmódica. Exteriormente, se emplea en  ungüentos para remover tumores duros, también se usa en desgarros de tendones, contusiones y fracturas.

7.    Opoponax o mirra dulce: Savia que se obtiene por la desecación del cuello de la raíz del opopomax chironium. Es desinfectante, refrescante, cicatrizante, relajante, antiinflamatorio, y antiespasmódico, sirve también para dolores estomacales. 

8.    Gálbano o galbanum es una gomoresina que emana por incisión de la raíz que en latín se denomina Ferula gummosa. Crece en Arabia, Siria y en pocos lugares de India.

El gálbano ya era una planta sagrada en la Antigüedad. Hace más de 5.000 años, en Egipto,  solo reyes, faraones y sacerdotes eran ungidos con agua y este aceite esencial. De carácter sacro,  por sus propiedades curativas y espirituales, junto a los aceites esenciales  del loto, el incienso, la mirra, el nardo y el galbanum era puntualmente de uso reservado.

Griegos y los romanos, lo usaban, y ya Plinio en su “Historia Natural” resaltaba sus extraordinarias propiedades.

También es mencionado en el Antiguo Testamento.

Por su aroma penetrante estaba presente en todas las ceremonias religiosas, por ello fue un signo de creación de  vida y estuvo asociado a los partos.

El galbanum ha sido usado desde entonces para el tratamiento de heridas abiertas, cicatrices, inflamaciones y trastornos de la piel, además de que son conocidas sus propiedades para eliminar toxinas del cuerpo.

9.    Aceite de oliva: Utilizado y reconocido en la región mediterránea desde hace miles de años. Su principal componente el hidroxitirosol es el compuesto antioxidante de las olivas. Posee beneficios cardiovasculares, es  humectante, regenera las células de la piel y suaviza la epidermis. Mejora la mineralización ósea y la calcificación.

10. Vinagre: Los griegos y los romanos frecuentemente usaban vinagres hechos de vino. Es antioxidante, antibacteriano, ayuda a reducir el daño muscular causado por una inflamación. Mejora la absorción de nutrientes. E investigaciones han demostrado que el ácido acético, produce precursores de bloques de construcción en tejidos cerebrales (esfingolípidos).

 

Ahora bien aquí se utiliza el análisis y la investigación para definir que se intentó decir mediante las traducciones al inglés, luego al español.

 

11. El Cardenillo, es mencionado en la formula traducida del ingles. También se lo conoce como; verdín,  verdete,  o verdigrís, es el conocido óxido de cobre. Seguramente de todo lo anterior se manifiesta la confusión con el Aloe Vera cuyo nombre botánico es barbadensis miller. Es decir por las características verdes con manchas blancas han confundido la traducción de la Aloe Barbadensis con el Cardenillo conocido como verdigris.

El Aloe Vera, originaria de Arabia, tiene propiedades alimenticias y terapéuticas únicas a excepción de la epidermis  que debe eliminarse, porque contiene aloína, que es una sustancia tóxica. Se usa en curaciones de la piel, quemaduras, contusiones, llagas, inflamación, dolor de huesos, trastornos sanguíneos, digestivos,  y un largo etc.

12. Por último, se menciona el Litharge: Oxido de plomo, es un mineral de la clase de los minerales óxidos como el Cardenillo. El litargirio originalmente significaba el residuo mineral de la refinación de plata. Se decía que el flujo de litarge u óxido de plomo crudo se mezclaban con carbón vegetal, lo cual producía plata. De hecho la plata se conoce desde la antigüedad, siendo mencionada en el Génesis de la Tora o Pentateuco. De lo que se deduce que el componente de la fórmula es en si mismo el carbón vegetal que por tener la propiedad de absorber gases, químicos, metales pesados, proteínas, desechos y toxinas, se utiliza para la desintoxicación ya sea en polvo y en cataplasmas.

 

Namasté, mi alma saluda a tu alma.